saludos

20 Jul

hola amigos reciban un cordial saludo todos uds. y desearles lo mejor en sus lugares de destino como sabrán ya se acerca la festividad  de la mamita de la asunción y para ello el staff del sitio no queda indiferente para cual nosotros iremos publicando nuevas fotos y nuevos enlaces en donde uds. puedan encontrar alguna otra información que quisieran conocer para lo cual necesitamos de su ayuda y si tienen algún comentario o alguna publicación que quisiera que se edite o publique en el sitio enviela a millallagua@gmail.com  para ello también estamos publicando el foro en donde uds podrán vertir comentarios y sugerencias se les agradece su comprensión

Historia de Llallagua

8 Ago

Reseña Historica de  Llallagua

Llallagua es una zona minera que pertenece al Departamento de Potosí (Bolivia). La población que vive en esta zona es quechua y aymara.

“Llallagua” (en su forma más usual) o “Llallawa” (como se escribe en los diccionarios del idioma Quechua) es el nombre que dan los indígenas de los Andes a un espíritu benigno que trae abundancia en las cosechas de la papa o patata, el producto más importante para su subsistencia. Este tubérculo se presenta en los cultivos un poco más grandes de lo normal y de forma un tanto irregular, como de dos papas unidas entre sí.

En los tiempos del Imperio Incaico los nativos de la región llamaron “Llallagua” a la montaña, que se halla al oeste de la población, por contar con dos cumbres en configuración parecida a la del tubérculo de la buena suerte; que fiel a su tradición folklórico, trajo abundancia….. pero de un valioso metal a una nación minera que iba hundiéndose en el pauperismo por vivir aferrada, demasiado tiempo, a la explotación de filones de plata día a día más escasos y de ley cada vez más pobre.  El milagro de la “Llallagua” cordillerana se inició, justamente, en circunstancias en que las cotizaciones de la plata acentuaban su descenso y Bolivia se veía ante un sombrío porvenir de miseria, con el agravante de haber sufrido, en una guerra reciente, la mutilación de la parte más importante de su geografía, del litoral oceánico por donde se comunicaba con el mundo exterior.

La montaña de Llallagua (4.675 metros sobre el nivel del mar), una entre las miles y miles de gibosidades andinas, ubicada en el centro de Bolivia, ha sido desde fines del siglo pasado un centro neurálgico en la vida de la república. Lo ocurrido en ella ha repercutido y tenido influencia en el destino político, económico y social de toda la nación. En ella se organizó la primera industria moderna de Bolivia y la mina de estaño más grande del mundo. En ella nació el sindicalismo minero.  En ella se ganó la reducción de la jornada de trabajo a 8 horas.  En sus faldíos se vertió sangre de obreros y empleados.  En ella hicieron gran fortuna pioneros como Pastor Sainz, John B. Minchin y Simón I. Patiño, éste último considerado “rey del estaño” con la montaña de Llallagua sirviéndole de trono.  En ella instalaron su plaza fuerte corrientes políticas de izquierda que abrieron surco para una revolución económica y social.  En ella se echaron a rodar los dados de la suerte económica del país al estatizarse la minería mayor.

HISTORIA

-Los geólogos Francisco Bliek y Mark C. Bandy coinciden en afirmar que la montaña de Llallagua debió ser un volcán en remotas épocas del convulsionado período Devoniano.  Al cesar la presión interior la gran masa eruptiva que iba vomitándose por la cumbre quedó paralizada en el centro y con el correr de los siglos se enfrió y solidificó hasta convertirse en roca rhyolítica.  El proceso de enfriamiento contrajo la masa y dió origen a grietas por las que subieron emanaciones metalíferas que las inundaron, penetrando también en las rocas porosas.  Esas emanaciones, al oxidarse, se convirtieron en casiterita de estaño.

Llallagua, centro poblacional de sobrada importancia, cuyo surgimiento es posterior a 1907. Año en que la población se reducía a unas cuantas viviendas rústicas construidas por la Compañía estañífera “Llallagua” para sus trabajadores (hoy, calle Ballivián).  Empero, los locales existentes eran en ese entonces La Iglesia, donde está actualmente, una oficina de Pagaduría de la Cia. Estañífera “Llallagua”, adecuada posteriormente para el funcionamiento de la Escuela “Jaime Mendoza”.

A partir de 1907 Llallagua a progresado mucho por la espoleante industria minera de “La salvadora” y ha ido poblándose raudamente por la boyante prosperidad de la Empresa Minera Catavi, hasta alcanzar en la década de los setenta un crecimiento poco menos que floreciente. Es notorio que las construcciones se han multiplicado en forma ostensible en sus cuatro puntos cardinales. La población civil en ese tiempo alcanzó los cuarenta mil habitantes.

Después de la revolución del 9 de abril de 1952,

el 31 de octubre del mismo año, el presidente firmó en catavi el decreto de nacionalización de las minas y con ella la eliminación del superestado minero representados por las empresas de Patiño, Hochschild y Aramayo. Todos los bienes de las grandes empresas mineras se revertían al estado boliviano. Para administrar las minas se creó la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL). Sin embargo, la nacionalización llegaba con atraso: la producción había declinado enormemente, los precios habían bajado y seguirían haciéndolo hasta 1955. La COMIBOL tuvo que operar con escaso capital, maquinaria obsoleta y altos costos de producción, teniendo, además, que pagar los beneficios sociales a los antiguos trabajadores de las empresas nacionalizadas. Por primera vez en la historia de la república los trabajadores tenían control sobre la producción, y también por primera vez el control de la economía –dependiente de la minería en un 80%- pasaba de manos privadas a manos del estado.

Es entonces, Llallagua y siglo XX se constituye en un centro de gran comercio, donde hoy es el colegio Siglo XX – América se tenía el mercado comercial de diferentes productos, ropas y abarrotes, a partir de ese año Llallagua toma las riendas del progreso a todo nivel, en fin COMIBOL ha volcado su atención para cambiar radicalmente las condiciones de trabajo anteriores forjando el andamiaje de una mejor estructura administrativa laboral y existe una razón incontrovertible para esto, el estado, como propietario de los renglones económicos, no siempre apuntó al lucro sino a otorgar mayores y mejores beneficios a sus fuerzas vivas y al pueble en general.

El 29 de agosto de 1985 Paz Estensoro promulgó el decreto 21060 que delineó una nueva era político-económica que daba fin al estado que él mismo había contribuido a crear en 1952. En esencia, el decreto buscó la estabilización monetaria y la derrota de la hiperinflación. Uno de los puntos, entre muchos, del decreto 21060 fue en la práctica la llamada “relocalización” que fue el despido masivo de trabajadores. Llallagua tuvo que afrontar la despoblación a consecuencia de ese decreto, el mismo que fue concretado con mayor fuerza en el mes de octubre del mismo año con el anuncio de la caída del precio del estaño en el mercado internacional, y el despido masivo de miles de mineros de sus fuentes de trabajo y la migración de éstos y sus familias a otros centros poblacionales y ciudades, con la esperanza de encontrar una nueva vida donde a muchos de ellos no les fue bien y retornaron al distrito.

Aún hoy, Llallagua y sus distritos aledaños, pese a toda ésta devacle social, económica, política e histórica, aportan a la economía nacional con el trabajo y producción estannífero de las COOPERATIVAS MINERAS, creadas en 1988, posterior a la “relocalización”, por los gobiernos de Victor Paz Estensoro e implementada por el gobierno de Jaime Paz Zamora y Gonzalo Sánchez de Lozada. Con esto se reanudó nuevamente el movimiento poblacional, ahora se puede observar las ferias comerciales que nuevamente resurgieron a consecuencia de las diferentes cooperativas como son: Cooperativa Siglo XX, Cooperativa 20 de octubre, Cooperativa Dolores, Cooperativa el Carmen, Cooperativa Multiactiva, éste último conformado con los relocalizados de 1992.

Sin embargo, debemos reconocer que el nacimiento, florecimiento y decadencia de Llallagua y poblaciones adyacentes, siempre estuvieron y están unidos al destino de la Empresa Minera Catavi, hecho que se vive en la actualidad dramáticamente con los consiguientes fenómenos sociales sobradamente conocidos por el pueblo y el mundo entero.  

Llallagua es una población adyacente al campamento minero más populoso de Bolivia, Siglo XX, cuya línea de separación aparente es el famoso río Chaquimayu, que discurre serpenteante de oeste a este.  

La población es de origen quechua-aimara.  En el ámbito rural, está organizada en ayllus y sindicatos agrarios; en tanto que en el área urbana en juntas vecinales, clubes de madres y organizaciones sindicales.  La fiesta principal es la de la Asunción (del 14 al 16 de agosto), con una activa participación de todos los sectores de la población principal y sus adyacentes; y una entrada folclórica de poco más de treinta fraternidades.


ECONOMIA

-La principal actividad económica de la población es la agrícola, con cultivos de haba, cebada, cebolla, papa (de la cual obtienen chuño), papaliza, oca, etc., producción que en más del 90% es destinada al consumo doméstico y, ocasionalmente, a la comercialización en los mercados de Llallagua.  Por su parte, la actividad pecuaria es fundamentalmente doméstica y se limita a la crianza de aves, ovinos y porcinos en pequeñas cantidades, además de la cría de ganado camélido, producción también destinada al consumo doméstico y, eventualmente, a la venta.  La población posee un largo tiempo de experiencia en la explotación minera.  El 38% de la población se dedica exclusivamente a la extracción minera y vende su producto a las comercializadoras de minerales ubicadas en Llallagua o a la Fundición de Vinto en Oruro.  Las microempresas manufactureras personales o familiares, son una actividad secundaria en el Municipio, ya que se limitan a la producción manual o artesanal de trabajos de carpintería, herrería, colchonería, sastrería, confección de vestidos, elaboración de tejidos de todo tipo, hilado de lana, sombrerería y panadería.

El Gobierno municipal tiene previsto implementar programas de capacitación en el manejo de suelos, en la perspectiva de impulsar la actividad agrícola y pecuaria, además de campañas de educación para el cuidado del medio ambiente.  

Asimismo, es importante mencionar la vocación educativa de Llallagua, por encontrarse en el Municipio la Universidad Nacional Siglo XX Respecto a su potencial turístico, dispone de lugares históricos, como la infraestructura de explotación minera de lo que fue la COMIBOL, además de los Balnearios de Catavi, desmontes de Catavi y Siglo XX, socavón Patiño, edificio del Sindicato de Trabajadores Mineros y otros.

 

 

 

 

 

 

 

Festividad del 15 de Agosto

20 Jul

FESTIVIDAD – 15 DE AGOSTO

La fiesta de la Virgen de Asunción se celebra cada 15 de agosto en la Ciudad de Llallagua, donde se combinan lo oficial con lo popular y lo religioso con lo profano, y se festeja con derroche  de mucha alegría y la entrada de conjuntos y bandas folclóricos por la avenida 10 de noviembre. Claro esta que no  falta la bebida como ser chicha, cerveza y alcohol.

Respecto a la aparición de la Virgen de Asunción, Patrona de Llallagua, hay un relato recogido por el Dr. Armando Córdoba S. en su obra: “Historia de un pueblo”, que dice:

En las faldas del cerro calvario y en las intersecciones de la calle final Sucre- Tarija y adyacentes a la calle Topater,

el lugar fue conocido con el nombre de “Llamacancha” donde un agricultor, apodado “EL Niñito” (de personalidad afeminada), al momento de recoger estiércol de ganado vacuno, se sorprendió al ver una imagen sagrada en una de las rocas conocidas como waca – watana.

Una ves identificada como “VIRGEN DE ASUNCIÓN”, motivo que su descubridor convocara a los pobladores a una identificación de fe religiosa, dad la circunstancia de la proximidad del “15 de agosto”.

Los pobladores atribuyeron de milagrosa la aparición  de la virgen y ante el temor de la destrucción de la imagen, la cubrieron con un toldo, expresando su reverencia con cánticos y oraciones.

Posteriormente, existió el temor de cambiarla de lugar y más aún, reducirla de tamaño, entonces la Virgen se apareció en suelos al hombre que la encostró, manifestándole: “Que no debe permitir que la lleven a otro lugar, de lo contrario lo iba a pagar con su vida”, por lo que puesto a conocimiento de los empeñosos se frustró el propósito, y reconociendo como una premonición, optaron por realizar una gran fiesta levantado arcos de platería en el lugar, resultando su primer “pasante” su descubridor.

Mas tarde, al adquirir una connotación profunda por los creyentes en su fe, fue trasladada a una capilla ubicada  en el actual escuela “Jaime Mendosa”. Ese cambio provocó la ira de la Virgen y a los 15 días del fallecimiento de aquel que reveló su imagen, la población soportó las inclemencias tormentosas de vientos huracanados que provocó el descajamiento de árboles y techos domiciliarios.

Es de advertir que en los inicios del acontecimiento de la fiesta, el afán señorial del alférez  se veía coadyuvado por todas aquellas personas que fueron sometidas al “Rodeo” y constituirse en protagonista de la festividad religiosa.

Se observa en el lugar de la “Llama Cancha” el derroche de alegría en improvisadas carpas donde se consumían bebidas espirituosas, prolongándose hasta primeras horas del alba.

Hoy el ícono natural rupestre ha adquirido contornos transcendentales precisamente por la intensidad de la fiesta y que gracias a la fe se ha encumbrado en un sitial de inspiración cristiana, de todo un pueblo que junto a su juventud, su belleza, su danza y su música, la a erigido como su Santa patrona con ese compromiso de reeditar su magnificencia constantemente por el resto de los años venideros.

Actualmente, pese a la crisis que atraviesa la minería y el país, la devoción es tan grande de los pobladores que habitan y los que se encuentran en el interior del país, que no escatiman esfuerzos por estar reunidos junto a su pueblo donde nacieron para rendir su pleitesía a la Virgen de Asunción.

Los más destacados conjuntos folklóricos que hacen su recorrido por las principales arterias de la ciudad son:

La Morenada,
La Diablada,
La Llamerada,
Los Tobas,
Los Tincus,
Los Caporales,
El    Pujllay,
Los  Kharamocos,
Los  Tarabucos,
Las Waca Toqoris,
Los Negritos,
Los Jalk
’as,
Los Zampoñeros,
y muchos más.